Monterrey, digno representante del futbol mexicano

Cuando el partido agonizaba y ya se pensaba en los tiempos extra, el brasileño Roberto Firmino terminó con la esperanza de los regiomontanos de alzarse con el título del mundial de clubes.

El poderoso Liverpool de Jürgen Klopp se vio en momento contra las cuerdas el pasado miércoles en el enfrentamiento de semifinales en el Mundial de Clubes de la FIFA, cuando los Rayados del Monterrey dieron la sorpresa con una espectacular actuación durante casi todo el encuentro.

El primero en hacer daño fue el Liverpool, que tras una genialidad de asistencia de Mohamed Salah, Keita ganó la espalda de la defensa para marcar el gol de la ventaja para los ‘Reds’ a los 11 minutos de juego.

A pesar de verse abajo pronto en el marcador, los Rayados no dejaron de buscar ir al frente y obtuvieron su recompensa después de una serie de rebotes que dejaron a Rogelio Funes Mori frente a Alisson Becker, que poco pude hacer ante el remate del mellizo. Esta anotación significó la numero 100 vistiendo la casaca de los Rayados.

El trámite del partido se veía atorado en medio campo, aunque con mayor llegada por parte de Monterrey, quien en varias ocasiones exigió al guardameta del Liverpool que terminaría convirtiéndose en héroe para la causa inglesa.

El destacado papel que jugó Carlos Rodríguez, se vio reflejado en el control del partido a favor del equipo mexicano, recuperando el balón, repartiendo juego y compitiendo al mismo nivel que un equipo de talla mundial.

Cuando todo indicaba que el partido tendría prorroga, apareció Roberto Firmino ganando la marca a Miguel Layún, y decretó el 2-1 definitivo en tiempo de compensación. Gol que mandó a Liverpool a la final en contra del Flamengo, y al Monterrey a luchar por el tercer puesto ante el Al Hilal el próximo sábado 21 de diciembre.

Otros Artículos

Fútbol Internacional
El MVP de los Wolves
Fútbol Internacional
Clásico sin goles

Déjanos un comentario